15 Jul 2021

Golf | Torneo Homenaje a Sheila Rumassa

TORNEO EN RECONOCIMIENTO A UNA CAMPEONA SUDAMERICANA

SHEILA RUMASSA

Desafío especial: Yo le gané a Sheila Rumassa haciendo menos putts durante el torneo.

Fecha

Martes 20 de julio

Modalidad de juego

Horarios libres

Torneo a 18 hoyos /10 hoyos Modalidad Stableford

 

Entrega de premios

Martes 27/7, 18:30 hs Costo torneo $200

INSCRIPCIONES ABIERTAS

Secretaría de Golf (Tel. 2710 1721 int. 2)

Sheila Rumassa

Se trata de una verdadera referente del golf uruguayo. Para muestra basta los 71 golpes que hizo en la primera ronda del Torneo Apertura el sábado 13 de marzo. Integrante del equipo uruguayo que ganó por primera y única vez la Copa Los Andes en 1969, Sheila ha acumulado innumerables premios y trofeos. “Los recuerdos de esa victoria son hermosos, éramos un equipo muy compacto muy sólido donde Gladys y Madelón eran las voces más fuertes pero todas teníamos nuestro carácter (se ríe). Se dio una química muy especial con la gente, el último día de juego, era impresionante la cantidad de público que había siguiendo, cuando Gladys ganó el punto decisivo aquello fue la locura”. Víctor Paullier era el capitán del equipo y realizó un trabajo fantástico armando las parejas y los individuales. El festejo fue con champagne sobre el propio green del hoyo 8 porque las mujeres salíamos del 9; después del desfile y de la entrega de premios, seguimos festejando en la sede antigua. Guardo con mucho cariño y afecto la réplica de la copa Los Andes que nos dieron a cada una. La cancha a mi entender era mucho más difícil que ahora, tenía árboles imponentes en todo el trazado que con el paso del tiempo y los temporales se fueron cayendo. Además no se les cortaba las ramas como ahora se hace, por lo cual las mismas llegaban al suelo, entonces cuando uno se desviaba, era uno o más golpes perdidos. Jugamos con uniforme cada día, los colores los elegimos en base a la bandera nacional, combinábamos el blanco con el celeste, pero además, los días de práctica jugamos con polleras amarillas algo que muy pocos recuerdan. Nuestro grito de guerra era sabremos cumplir.”

Por Eduardo Payovich